INCREMENTO DE LA MIOPÍA JUVENIL POR EL USO EXCESIVO DE PANTALLAS DIGITALES

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías como smartphones, tablets o videoconsolas, cada vez es más frecuente que los niños se familiaricen con los dispositivos electrónicos desde más temprana edad. Sin embargo, a pesar de que la tecnología influye positivamente en nuestra calidad de vida y en las expectativas profesionales en el futuro, su incorrecta utilización o el uso excesivo de las pantallas digitales puede influir en la progresión de la miopía juvenil. Precisamente, la miopía juvenil se manifiesta aproximadamente entre los 6 y 8 años de la vida, y puede continuar progresando hasta los 20 años, progresión que avanza más rápidamente cuanto antes se manifieste, lo cual lógicamente preocupa considerablemente a los padres de los niños que la presenten.

Aunque la miopía juvenil tiene un componente mayoritariamente genético, también otros factores como los ambientales influyen considerablemente en su progresión. Concretamente, en la actualidad existe un notable interés por intentar frenar la progresión de la miopía juvenil porque los estudios científicos realizados estiman que para el año 2020 un 33% de los jóvenes será miopes debido al uso prolongado e inadecuado de los dispositivos electrónicos.  En los distintos centros sanitarios Viaóptica repartidos por toda la geografía de España somos muy conscientes de la importancia de proporcionar consejos y recomendaciones sobre la miopía juvenil a nuestros pacientes para el mejor cuidado de su visión.