LENTES OFTÁLMICAS CON FILTRO PARA LA LUZ AZUL VISIBLE

La radiación procedente del sol está compuesta por diferentes longitudes de onda, siendo las más perjudiciales bloqueadas por la atmósfera terrestre. Concretamente, la atmósfera deja pasar únicamente la radiación ultravioleta (UV), visible e infrarroja. Es conocido que la radiación UV-A y UV-B es nociva para el globo ocular, por lo que es necesario utilizar gafas homologadas para proteger la visión, especialmente en lugares marítimos o de alta montaña. Sin embargo, desde hace poco tiempo se está informado sobre los efectos nocivos que puede tener para la visión la luz azul-violeta de elevada energía. Aunque hacen falta más estudios con mayor número de pacientes, los científicos informan que la luz azul de elevada energía puede producir daños en la región central de la retina denominada mácula. Precisamente, la exposición a la luz visible de elevada energía se está incrementando debido a que las pantallas de las tabletas, ordenadores, como teléfonos móviles emiten dicha radiación, e incluso también las luces LED que se utilizan para ahorrar energía.

Debido a la necesidad de filtrar la radiación azul-violeta de elevada energía para proteger la visión, se han desarrollado diferentes alternativas para bloquear su exposición. Actualmente existen filtros para las pantallas de los dispositivos digitales, lentes intraoculares, lentes de contacto e incluso lentes oftálmicas que bloquean la radiación visible de elevada energía. Precisamente, en los centros Viaóptica ubicados por toda la geografía española disponemos de diversos diseños de lentes oftálmicas que bloquean la exposición de la luz azul-violeta para proteger la visión.