MIOPÍA NOCTURNA EN CONDICIONES DE BAJA ILUMINACIÓN

La córnea es una estructura formada por dos superficies, las cuáles son las que más influencia tienen en el poder dióptrico del globo ocular. Precisamente, en función del poder dióptrico de la córnea, del cristalino y de la longitud del globo ocular, cuando los rayos de luz atraviesan las diferentes estructuras oculares focalizarán formado una imagen. En función de donde focalicen los rayos de luz la imagen que se obtendrá será nítida o borrosa. Así por ejemplo, en pacientes sin error refractivo los rayos de luz focalizan sobre la retina, en presencia de hipermetropía focalizarán por detrás de la retina, y en pacientes con miopía los rayos de luz focalizan por delante de la misma. El hecho de que los rayos de luz focalicen delante de la retina en pacientes con miopía inducirá imágenes borrosas, por lo que será necesaria la utilización de lentes de contacto u oftálmicas para mejorar la visión. No obstante, independientemente del error refractivo y de si se utilizan lentes de contacto u oftálmicas para mejorar la visión, siempre en condiciones nocturnas la visión empeora.

¿Por qué empeora la visión en condiciones nocturnas?
Durante el día independientemente de la graduación que tengamos estamos visualizando los objetos con bastante iluminación por la luz directa del sol.