LA VISIÓN EN ESTEREOPSIS

La visión es el sentido que nos proporciona más información del mundo exterior. Aunque normalmente se está más familiarizado con la medida de la agudeza visual para conocer la calidad de visión, existen otras funciones visuales que son muy importantes en nuestra vida cotidiana. Precisamente, a partir de las imágenes proyectadas en las retinas de nuestros globos oculares, la información visual viaja a través de los nervios ópticos en forma de impulsos nerviosos hacia nuestro cerebro para percibirse como una sola imagen en los procesos corticales superiores. Concretamente, el fenómeno de la percepción visual se produce cuando a partir de dos imágenes somos capaces de percibir una sola imagen. Sin embargo, nuestro sistema visual no solo permite la visión única del mundo exterior, sino que además somos capaces de verla en estereopsis, o también conocida como visión en profundidad.

La visión en profundidad es muy importante en la realización de tareas cotidianas en nuestra vida diaria. Así por ejemplo, cuando conducimos utilizamos varias capacidades visuales, como la visión central, la periférica, la visión del movimiento, del color y la visión en profundidad entre otras… Concretamente, la visión en profundidad es la que nos permite conocer las distancias existentes entre los coches para calcular correctamente la distancia de frenado y evitar colisiones.