¿CÓMO PREVENIR LOS SÍNTOMAS DE LA SEQUEDAD OCULAR?

La sequedad ocular u ojo seco es una condición crónica de la superficie ocular producida por la alteración en el funcionamiento de las lágrimas. Concretamente, el ojo seco puede manifestarse porque la producción de lágrima es deficiente, o debido a la excesiva evaporación de la misma. Aunque su prevalencia mundial oscila entre el 10 al 20% en la población, es una condición que puede producirse por múltiples factores. Por ejemplo, una de las causas más comunes de sensación de sequedad ocular se produce por la disfunción de las glándulas de Meibomio ubicadas en el borde palpebral. Aunque el ojo seco es más frecuente que se manifieste en pacientes con edades superiores a los 50 años, también es común que pacientes jóvenes refieran su presencia debido al uso prolongado o inadecuado de las pantallas digitales. Además de los anteriores, las alergias, algunas enfermedades, medicamentos o incluso determinadas intervenciones oculares como la cirugía refractiva para corregir la miopía, hipermetropía o astigmatismo pueden inducir sintomatología de sequedad ocular.

Con el objetivo de prevenir los síntomas de sequedad ocular, desde los diferentes centros Viaóptica proporcionamos información sobre su prevención y cuáles son sus principales tratamientos.