Evitar molestias con el uso de lentillas | Viaóptica

¿Cómo prevenir molestias si utilizas lentes de contacto?

En el mundo de las lentillas, existen diferentes tipos. Algunas con fines terapéuticos, otras con finalidades cosméticas e incluso con finalidades refractivas para mejorar la visión en presencia de miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia. Precisamente, las lentillas para mejorar la visión en presencia de errores refractivos son las que más frecuentemente se adaptan en los establecimientos de optometría. Entre otras, presentan la ventaja de que proporcionan mayor campo visual en comparación con las gafas, permitiendo eliminar su dependencia. No obstante, al ser las lentillas un cuerpo extraño que se adapta sobre la superficie ocular es necesario realizar un cuidado responsable porque se pueden inducir molestias asociadas con su uso. Desde los centros de optometría Viaóptica ubicados por toda la geografía española proporcionamos consejos y recomendaciones para evitar las molestias visuales que pueden inducirse con un uso inapropiado de las lentillas.

Evitar molestias con el uso de lentillas | Viaóptica

 

¿Cómo prevenir las molestias con el uso de las lentillas?

Las lentillas tienen la ventaja de que mejoran la visión en la realización de actividades diarias cotidianas e incluso deportivas, aunque no están exentas de posibles complicaciones. Precisamente, debido a la realización de desplazamientos en el verano para disfrutar de las playas durante las vacaciones es necesario tener en cuenta determinados cuidados que se deben realizar. Es necesario tomar conciencia de que al viajar no sólo es necesario preocuparse por el estado del vehículo, sino también tener en cuenta que se deben respetar los regímenes de uso y mantenimiento de las lentillas. Una adecuada higiene de las lentillas y de los estuches portalentes prevendrán su contaminación evitando molestias visuales. Así, por ejemplo, si no se realiza un cuidado de las lentillas durante el verano pueden inducirse molestias visuales, lesiones corneales, infecciones o incluso intolerancia a su adaptación entre otras. En todas las situaciones se recomienda respetar las medidas de higiene, del mantenimiento de los líquidos de limpieza y seguir las recomendaciones proporcionadas por el contactólogo.

Además de los consejos anteriores es necesario tener presentes otros cuando acudimos a bañarnos en el mar o incluso en las piscinas. Por ejemplo, en ningún caso debemos sumergirnos en el agua con las lentillas puestas para prevenir el contacto directo con el agua. Concretamente, si nos sumergimos en el agua directamente con las lentillas adaptadas pueden inducirse molestias como irritación en los ojos. Se recomienda en todo caso la utilización de gafas de nadar o también máscaras de buceo las cuáles evitarán el contacto directo con el agua, pudiendo incluso graduarse sus cristales. Para prevenir posibles complicaciones en la salud ocular es más recomendable la utilización de lentes de contacto desechables diarias cuando acudimos a las playas o a las piscinas. Al ser desechables no serán necesarios cuidados de mantenimiento de las lentes de contacto, siendo nada más necesario posteriormente aclarar el ojo después del baño. Desde los centros de optometría Viaóptica recomendamos respetar la higiene, mantenimiento, conservación y desinfección de las lentillas como consejos proporcionados por los ópticos-optometristas para evitar molestias con el uso de las lentillas durante el verano.

 

“Consulta siempre con tu óptico-optometrista”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *