Proteger los ojos en la nieve

Con la llegada del frío es normal percibir síntomas de sequedad ocular especialmente si utilizamos los calefactores. Para su prevención, es importante no mantener las habitaciones cerradas cuando usemos la calefacción. En concreto, es necesario que exista ventilación para prevenir que la lágrima se evapore induciendo molestias de sequedad ocular. Aun así, si percibes sensación de ojo seco durante el invierno no dudes en aplicar unas gotas de lágrima artificial. No obstante, no son los únicos consejos que se deben tener en cuenta con la bajada de las temperaturas. Así, por ejemplo, también es importante proteger los ojos durante el invierno en espacios exteriores. De hecho, en la nieve porque se refleja la luz ultravioleta del sol se deben utilizar gafas de sol homologadas.

Desde los centros Viaóptica ubicados por toda la geografía española proporcionamos consejos sobre las características de las gafas de sol para proteger los ojos en la nieve.

¿Qué gafas de sol para proteger los ojos en la nieve?

Cualquier gafa de sol no vale para proteger de la luz ultravioleta procedente del sol. En primer lugar, para asegurarnos que las gafas de sol cumplen con la normativa europea deben adquirirse en establecimientos ópticos. De ese modo, nos aseguraremos que llevan incorporado el filtro para la radiación ultravioleta. Además, el óptico-optometrista proporcionará consejos sobre la gafa de sol más recomendable para proteger los ojos en la nieve. En concreto, debe ser una gafa de sol con un diámetro grande para asegurar la mayor protección ocular. Incluso, para alta montaña en la nieve se deben usar gafas de sol de categoría elevada. Concretamente, son 5 los tipos de categorías de las gafas de sol estando numeradas del 0 al 4.

En la nieve es importante utilizar gafas de sol homologadas porque su exposición sin protección puede inducir patologías oculares. De hecho, es frecuente en deportistas de alta montaña la manifestación de síntomas relacionados con la oftalmia de la nieve. La también conocida como ceguera de la nieve se caracteriza por enrojecimiento ocular, sensibilidad a la luz y dolor ocular entre otros síntomas. Ante la presencia de los anteriores síntomas u otros en la nieve es recomendable realizar una revisión visual. Así, se podrá prevenir que progrese cualquier lesión por exposición al ultravioleta en la nieve. No obstante, aún protegiéndonos con gafas de sol para la nieve es importante conocer determinados consejos y recomendaciones para la conducción.

¿Pero las gafas para la nieve son válidas para conducir?

Aunque las gafas de sol de categoría elevada son recomendables en alta montaña y en la nieve no son válidas para la conducción. En concreto, las gafas de sol de categoría 4 por la oscuridad que inducen están prohibidas conducir con ellas. Adquiriendo las gafas de sol en un establecimiento óptico, el profesional de la visión os informará sobre su utilización. Desde los centros Viaóptica ubicados por toda la geografía española recomendamos proteger los ojos en la nieve durante el invierno.

“Consulta siempre con tu óptico-optometrista”

Lentes de contacto en invierno: consejos

Cada vez estamos más concienciados sobre respetar los regímenes de uso de las lentes de contacto durante el verano. Incluso, la higiene de las lentes de contacto por las complicaciones que pueden inducir es muy importante respetarla. Sin embargo, es necesario también que su mantenimiento y regímenes de uso se respeten en todas las estaciones del año. Además, resulta preciso conocer determinados consejos sobre las lentes de contacto en invierno para garantizar un adecuado confort. Precisamente, durante el invierno muchos pacientes nos preguntan sobre síntomas visuales relacionados con la humedad y el frío. Por dicho motivo, desde los centros Viaóptica proporcionamos consejos sobre el uso de las lentes de contacto en invierno. En nuestros centros de optometría ubicados por toda la geografía española siempre estamos pendientes de cuidar la salud visual.

 

¿Qué consejos para las lentes de contacto en invierno?

Con el inicio del invierno, es normal encender la calefacción o las estufas para entrar en calor. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que siempre debemos de mantener la habitación donde estemos ventilada. Es decir, es conveniente intentar no cerrar la puerta. Ello es aconsejable porque el propio calor que desprende la calefacción puede inducir sensación de sequedad ocular. Lógicamente, en invierno al padecer sequedad ocular por la bajada de las temperaturas repercutirá en el confort de las lentes de contacto. Si aún así, percibimos sensación de ojo seco por el frío y por la humedad evitad frotaros los ojos. Al frotarse los ojos se puede incrementar dicha sensación de sequedad, e incluso puede producirse alguna pequeña lesión.

Dichos síntomas de sequedad ocular durante el invierno se pueden incrementar todavía más al utilizar las pantallas digitales. Precisamente, al fijar la atención en los móviles u ordenadores para trabajar por ejemplo reducimos la frecuencia de parpadeo. De hecho, ello induce que la lágrima no se distribuya correctamente incrementando todavía mas la sensación durante el invierno. Recuerda al fijar la vista en las pantallas parpadear frecuentemente para reducir la sensación de sequedad ocular, entre otros consejos.

¿Otros consejos para prevenir la sequedad ocular en invierno?

Además de los anteriores, existen otros consejos para prevenir la sensación de sequedad ocular si eres portador de lentes de contacto. Concretamente, ante cualquier síntoma de sequedad ocular durante el invierno utiliza las lágrimas artificiales recomendadas por el óptico-optometrista. En efecto, los geles lubricantes por su mayor permanencia en el ojo te ayudarán a paliar la sequedad ocular. Pero, además se han desarrollado lentes de contacto especialmente indicadas para pacientes con sequedad ocular. En concreto, las lentes de contacto esclerales por sus mayores dimensiones al apoyarse sobre la esclera son recomendables. La esclera es la parte blanca del ojo, por lo que las lentes esclerales permiten que no se apoyen sobre la córnea. De hecho, permiten crear un reservorio de lágrima que se mantiene durante más tiempo.

 

Desde los centros Viaóptica ubicados por toda la geografía española recomendamos seguir los consejos de los profesionales de la visión sobre el uso de las lentes de contacto en invierno.

 

“Consulta siempre con tu óptico-optometrista”