Riesgos por el sol al exponer tus ojos sin protección | Viaóptica

RIESGOS POR EL SOL AL EXPONER TUS OJOS SIN PROTECCIÓN

La radiación procedente del sol que atraviesa la atmósfera terrestre no toda es benigna. La propia atmósfera filtra determinadas longitudes de onda dañinas para que no lleguen a la tierra. Pero aún así, pasan otras que por su elevada energía pueden inducir daños. No obstante, sabemos que el sol es necesario y aporta especiales beneficios para el organismo. Aunque hay que exponerse a la radiación del sol con precaución. De hecho, debido a que algunas longitudes de onda pueden ser nocivas es importante conocerlo para prevenir complicaciones. Es el caso, por ejemplo, del ultravioleta el cuál no sólo puede inducir complicaciones en la piel por su exposición. También la elevada energía de la radiación ultravioleta puede inducir complicaciones o lesiones oculares. Debido a que somos conscientes de los riesgos por el sol, desde los centros Viaóptica te proporcionamos consejos para que no expongas tus ojos a dicha radiación. 

Riesgos por el sol, ¿qué complicaciones se pueden manifestar?

Se deben tener en cuenta precauciones para evitar la exposición del sol durante todo el año. Especialmente, con la llegada del buen tiempo, en la playa es necesario protegerse todavía si cabe aún más. Y es que la arena de la playa, e incluso el agua del mar reflejan más la luz ultravioleta. ¿Qué quiere decir entonces eso? Significa que, al ir a la playa, nos estamos sometiendo a mayor exposición a la luz ultravioleta del sol. Por dicho motivo, siempre es necesario proteger la piel con cremas de protección solar de factor elevado. Aunque no sólo la piel, los ojos también pueden verse afectados y es necesario cuidarlos de la exposición al sol

Para proteger los ojos de la exposición al ultravioleta hay que utilizar gafas de sol. Y es que, de hecho, los riesgos por el sol en los ojos son varios… En realidad, si no se utilizan gafas de sol homologadas adquiridas en ópticas podrían manifestarse complicaciones en los ojos. Así, por ejemplo, lesiones en la córnea, en la conjuntiva, en el cristalino o también en la retina podrían manifestarse. Por dicho motivo, recuerda siempre proteger tus ojos en la playa de la exposición al sol. Nunca descuides tu salud visual, porque no proteger los ojos puede inducir complicaciones como el pterigium o pinguécula entre otras… Y si se manifiestan necesitarás realizar una revisión visual, y seguramente la planificación de tratamiento. Por dicho motivo, te explicamos las características que debe tener una buena gafa de sol. 

¿Qué características debe tener una gafa de sol?

Para proteger los ojos de los riesgos por el sol, siempre la gafa debe incorporar un filtro ultravioleta. Para estar seguros de que lo incorpora deben adquirirse en establecimientos de óptica. Además, el profesional de la visión proporcionará consejos de interés para cuidar tus ojos del sol. Recomendaciones como, por ejemplo, utilizar una gafa de sol que cubra lo máximo posible tus ojos. O, también utilizar una gafa de categoría elevada según la exposición al sol a la que te vayas a someter. Pero aún si en vez de ir a la playa, vas a la montaña, ¡no te preocupes! Los optometristas saben de la importancia de proteger los ojos del sol en alta montaña. Por eso, desde los centros de optometría Viaóptica te informarán sobre la gafa de sol más conveniente. 

 “Consulta siempre con tu óptico-optometrista”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *